Pueblos mágicos

Recorrer la transpeninsular de sur a norte es toparte con poblados que parecen atrapados en el tiempo. Lugares mágicos en los que pueden observarse vestigios de un pasado glorioso. Minas de oro que dejaron a su paso grandes chimeneas que se mantienen orgullosamente erguidas; tierras de ingenios azucareros que dejaron viejas casonas, un teatro y museo; un pueblo francés con un encanto particular, en el que el olor a pan horneado es una constante. Oasis, leyendas, historia, secretos. Mil leyendas en los pueblos encantados que esperan ser descubiertas por ti.

Todos Santos

Todos Santos

Sobre una colina rodeada de palmares junto al Océano Pacífico, hay una misión que recibe la brisa del mar. Todos Santos es un lugar mágico de lugareños encantadores. Su teatro sobre la plaza principal fue construido en tiempos de los ingenios azucareros, y representó un importante centro cultural durante años.
Hoy su ambiente cosmopolita, sus galerías de arte, edificios pintorescos y restaurantes de primer nivel, lo han convertido en una parada obligada para los visitantes del sur.

Santiago

Santiago

Un pueblito pintoresco repleto de árboles frutales, una pequeña misión y un cañón por el que todo el año corre agua fresca en medio de un Oasis, son algunas de las cosas que te encantarán de aquí.

El Triunfo

El Triunfo

Cuentan por ahí, que El Triunfo en su época de oro, albergaba a más de 4 mil habitantes y era la ciudad más importante del territorio. La compañía minera El Progreso, en 1878 había traído la modernidad al desierto, en el que se construyó una chimenea de 45 metros de altura y que yace intacta como símbolo de lo que fue.

La Purísima

La Purísima

En las faldas del enigmático Cerro del Pilón, encuentras dos poblados hermanos que comparten un arroyo y un oasis. Tierras en las que se produce vino misional producto de las mismas vides traídas por los antiguos misioneros. Lugares ideales para practicar ciclismo de montaña, senderismo y conocer la vida auténtica del rancho sudcaliforniano.

Santa Rosalía

Santa Rosalía

Pueblo minero por naturaleza, Santa Rosalía es un lugar único en México. Construido por la compañía francesa El Boleo en 1884, este pintoresco pueblito mantiene su arquitectura original de casas de madera con techos de dos aguas.
Estar en Santa Rosalía es un verdadero viaje al pasado que te encantará: su vieja locomotora; la pequeña iglesia diseñada por Gustav Eiffel y el aroma del tradicional pan que invade las calles, hace de tu viaje uno inolvidable.

Loreto

Loreto

En el corazón de la península de Baja California Sur, se encuentra Loreto. Uno de los destinos turísticos más impresionantes de México. Ofrece entre naturaleza y cultura un espacio idóneo para halagar y sorprender a los visitantes. Cuna de la civilización occidental en la península de California, Loreto fue el centro emisor de la cultura jesuita y española en esta desértica porción de México. Desde ahí, se emprendió el largo peregrinar de la evangelización y la colonización civil de la Baja y la Alta California, encontrándose ejemplos notables de la arquitectura misional en Loreto y sus alrededores.

Todos Santos

Sobre una colina rodeada de palmares junto al Océano Pacífico, hay una misión que recibe la brisa del mar. Todos Santos es un lugar mágico de lugareños encantadores. Su teatro sobre la plaza principal fue construido en tiempos de los ingenios azucareros, y representó un importante centro cultural durante años.
Hoy su ambiente cosmopolita, sus galerías de arte, edificios pintorescos y restaurantes de primer nivel, lo han convertido en una parada obligada para los visitantes del sur.

Santiago

Un pueblito pintoresco repleto de árboles frutales, una pequeña misión y un cañón por el que todo el año corre agua fresca en medio de un Oasis, son algunas de las cosas que te encantarán de aquí.

El Triunfo

Cuentan por ahí, que El Triunfo en su época de oro, albergaba a más de 4 mil habitantes y era la ciudad más importante del territorio. La compañía minera El Progreso, en 1878 había traído la modernidad al desierto, en el que se construyó una chimenea de 45 metros de altura y que yace intacta como símbolo de lo que fue.

La Purísima

En las faldas del enigmático Cerro del Pilón, encuentras dos poblados hermanos que comparten un arroyo y un oasis. Tierras en las que se produce vino misional producto de las mismas vides traídas por los antiguos misioneros. Lugares ideales para practicar ciclismo de montaña, senderismo y conocer la vida auténtica del rancho sudcaliforniano.

Santa Rosalía

Pueblo minero por naturaleza, Santa Rosalía es un lugar único en México. Construido por la compañía francesa El Boleo en 1884, este pintoresco pueblito mantiene su arquitectura original de casas de madera con techos de dos aguas.
Estar en Santa Rosalía es un verdadero viaje al pasado que te encantará: su vieja locomotora; la pequeña iglesia diseñada por Gustav Eiffel y el aroma del tradicional pan que invade las calles, hace de tu viaje uno inolvidable.

Loreto

En el corazón de la península de Baja California Sur, se encuentra Loreto. Uno de los destinos turísticos más impresionantes de México. Ofrece entre naturaleza y cultura un espacio idóneo para halagar y sorprender a los visitantes. Cuna de la civilización occidental en la península de California, Loreto fue el centro emisor de la cultura jesuita y española en esta desértica porción de México. Desde ahí, se emprendió el largo peregrinar de la evangelización y la colonización civil de la Baja y la Alta California, encontrándose ejemplos notables de la arquitectura misional en Loreto y sus alrededores.